LOS SUBSIDIOS AL TRANSPORTE

LOS SUBSIDIOS AL TRANSPORTE

Desde la implementación de los subsidios al transporte público de pasajeros en el año 2002 devenidos de la profunda crisis económica que asolaba al país, hasta la actualidad, numerosas han sido las opiniones y los comentarios que se sucedieron. De ellos se pueden rescatar el reclamo respecto a la inequidad en la distribución de los mismos, entre el denominado AMBA y el interior del país, la incomprensión de la población en general de los alcances y modelos empleados para su distribución y los incontables hechos y anécdotas que se sucedieron, y suceden, donde se registran contradicciones y/o irregularidades.

Desde esta fundación se tiene el diagnóstico que en el sistema de transporte en general y en los subsidios en particular, no hay una política integral que permita en cada jurisdicción optimizar los recursos y progresar en la medida de la inversión social que se efectúa. Bajo la cortina de la complejidad de la temática, se cometen y suceden “errores” que dilapidan recursos mientras los diferentes actores no dan respuestas acabadas y transparentes.Es común escuchar cómo los responsables esbozan conceptos generalizados y cuyo desarrollo demanda auditorios especializados, y escapan a la posibilidad de una discusión en todo el contexto social. En ese aspecto; las “medias verdades” o directamente las falsedades, y/o los conceptos sin mayores precisiones, son materia corriente en las expresiones que se desarrollan en los medios de difusión. En virtud de ello, es que creemos conveniente ir detallando aspectos puntuales y sencillos de comprender que permitan “desnudar” la inoperancia de los distintos actores, para luego si, poder desarrollar aspectos generales y abarcativos. Difícilmente se puede discutir sobre las distintas teorías del agujero negro, si quienes intervienen en esa discusión cometen errores primarios como sumar erróneamente. La idea, en analogía a lo descripto, es demostrar los sucesivos errores que se cometen (sumar mal), sencillos de comprender y de explicar masivamente, para luego, si, discutir temas como el objetivo de los subsidios y su incidencia en las políticas de transporte; todo ello intentando generar un debate lo más amplio posible en todos los sectores sociales. Para ello se irán desarrollando puntos, aparentemente independientes, con el objetivo de ir solucionando incongruencias, pero con la meta que a medida que se expliciten y se vayan sucediendo, vayan dando fundamento a la idea y concepto general sobre la materia y dejen en evidencia la capacidad de cada actor para formar parte del debate propuesto.